La espuela

Publicado 22 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: General

Tags: ,

Acababa de teorizar sexo –fíjense que lo utilizo como verbo activo no preposicional y reconocidamente discapaz- cuando, aprovechando el enorme periodo refractario, caí en la cuenta de que ahora la derecha está soltando globos sonda, una suerte de aerofagia mediática, para establecer un clima de opinión hacia una amnistía sobre el dinero negro. El otro día le preguntaron a Solbes por ello y, aunque dijo que no, no me pareció rotundo, y creo que es un asunto sobre el que la rotundidad debería ser absoluta, cenital, meridiana.

Es cierto que Solbes es Solbes y tiene un estilo poco comprometido, pero ahí es cuando Teresa o José Luis deberían salir a decir ese NO pedagógico que tanto les gusta. Si la flatulencia auscultadora es cierta, la risa del contribuyente va a ser épica. Se da pasta a los bancos –que luego no quieren como niños malcriados-, se financian los EREs, se ayuda lateralmente a la industria automovilística y se perdona a los defraudadores, a los insolidarios, a los listos de toda la vida.

A su vez, esa misma derecha se tira de los pelos por la cúpula de gotelé y por los usos de los dineros. “La culpa fue del gotelé”, bonita canción para la vuelta de Gabinete Caligari. Todo este mundo del arte tiene sus cosas, parecidas a las relaciones internacionales y el poso de la posteridad y el manejo argumental es de pinzas y papel de fumar. Muy complicado. Pero si es una vergüenza pagar un pastón a un ejecutivo de Wall Street, no podemos alabar que se cobren mil millones por pintar esa cúpula o por jugar al futbol como paradigma oficial de la remuneración. Puestos, ni siquiera descubrir el remedio del sida merecería ese dineral. Claro que el Ayuntamiento de Madrid patrocine al equipo de baloncesto de la Universidad de Georgetown,  cuando la primera dama de su partido niega las pesetas a los docentes de la Complutense es bastante fuerte, que protesten por el uso del dinero, cuando Aznar pagó una pastizara por una medallita tipo lazo abelyn de hoy hablo en tejano más que ayer pero menos que mañana y que encima no se la dieron es de risa. Pero así vamos.

Pero cuando la desvergüenza es infinita, pasan cosas como la del cierre de discotecas. Si tras 47 denuncias y siete peticiones de la propia policía, un local sigue abierto es que alguien está siendo sobornado, quizá no al nivel de Méjico, pero nadie empieza fumando tres paquetes. De repente el Alcalde que quiere disputarle a Carlos III la clasificación, se da cuenta y empieza a cerrar discotecas. Se hace un sello de caucho de CLAUSURADO y pelillos a la mar. Con desdicha otra familia de abolengo sufrirá en sus carnes algún otro de los problemas de la ciudad para que Gallardón se digne a hacer su trabajo en lugar del de Rajoy. Y algo debe pasar porque ¿saben ustedes por cuanto alquila el Ayuntamiento de Madrid  el local a la empresa explotadora? Un local que tiene una superficie capaz de acoger a cientos de personas, en el Paseo Rosales de Madrid volcado a la Casa de Campo en la que atardece rojo y naranja entre azules diariamente. ¿Saben cuanto? 731 euros al mes. ¿A que alguno de ustedes paga más por su cuchitril? Haber pedido muerte o haberse ligado a un concejal.

Pero esas iniciativas son más inercias de los medios que otra cosa, así el Gobierno talla el Código Penal con navajita plateada y con absoluto desdén hacia principios básicos como el de la reinserción o el de saldar definitivamente tus cuentas con la ley. Porque te puede tocar un juez o jueza fundamentalista de esos de todos los hombres sois iguales y dejarte la pulsera TomTom de por vida como un sonajero de leproso. Y si el oprobio de dar una paliza a una mujer merece el estigma, también lo debería merecer el llevarse cuatro mil millones y dejarse caducar o recibir comisiones o no pagar la pensión alimentaria a tus hijos, o acumular dinero negro, de forma que los comedores de Zalacaín saltaran en las pantallas de la nueva DGS/GPS por máxima concentración. Porque parece más honrado atracar una joyería que escribir una carta con una supuesta e interpretable alusión a la lucha. Y entramos pues en la consideración de delitos vitalicios y de los otros. No sé si es más reincidente un pederasta, que lo fue Gil y Gil que solía no acudir a un juicio porque tenía otro a la misma hora.

Pero todas esas cosas son para una galería de consumo rápido y que luego queda en nada. ¿Van a echar a algún consejero de la Comunidad de Madrid por no tener preparado el reglamento de los porteros de discoteca después de muchos años, va a ir al trullo algún responsable de las licencias de discoteca que cobran por darlas y por no quitarlas en ese ciclo perfecto de la concesión y su mantenimiento, pasará algo entre los secretarios judiciales que se ausentaron, entre los jueces que holgaron o este nuevo Poder Judicial tan pensativo? A tenor de esto si el anterior presidente tenía entre sus aficiones el aprender sevillanas, el actual ya ha empezado con las clases de vals por Donna Hightower y el reduplicativo Danny Daniel. Ahí está con de la Rúa, que si fuera la Merkel se la cargaba por tocón.

divar-tango
Aunque se le vé a este Tintín demacrado y voz episcopal más cercano al tango de burdel y arrabal que al aristocrático vals. Será por disimular.

Como disimular debería este PP que en 1997 privatizó Repsol, llenó las arcas del Estado y de algunos escogidos integrantes afortunados y perdió el control de la antigua empresa pública. La privatización forma parte de la melodía liberal de cuanto menos Estado mejor, de la mayor efectividad privada, de la autorregulación de los mercados y esas historias tan falsas como un euro de plástico. Esos mismos con melenita de medusas mediterráneas y gafas de pasta de colores reclaman la invocación de la seguridad nacional para que tres accionistas no vendan. Si esos accionistas fueran Bancaja en lugar de la Caixa, o la antigua Endesa en lugar de Sacyr, quizá el comprador les parecería menos mafioso, más alto y con los ojos más azules.

Me imagino al matrimonio Cospedal/Rajoy mirando entre los visillos, por las rendijas de las persianas a los nuevos vecinos del bloque, los que compran el piso de arriba, desembarcando sus ocho niños del monovolumen e imaginando las carreras con sus botazas Gorila por el pasillo atronando sus coronillas, tratando de convencer al dueño del piso, que ya no aguanta la ciudad y lo vende, sobre la bondad del ruido y los humos y lo nefando de su comportamiento. Quizá los rusos no sean adecuados, pero las reglas del mercado global que nos han imbuido en ocho años de aznarismo dice que los compradores son los que vienen con el dinero o cash en valenciano. ¿Alguno de ustedes se ve en el papel del jubilado que quiere dejar esta urbe, aceptar un 20 o un 30% menos del matrimonio sin hijos para que no moleste a sus vecinos que nunca le prestaron mantequilla ni sal o decidir la venta por un precio superior a la familia numerosa con zapatos de claqué y que a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga?

dati-anillo

No me contesten. Lo sé. Con esa pasta añadida le comprarían a la Dati el anillo fantasma. Libertad, Igualdad, Fraternidad y Falsedad debería ser la nueva divisa. A uno le quitan el michelín, a la otra le abaratan el dedo anular a golpe de Photoshop. No sé como la Reina hace chapuzas con los christmas pudiendo pedírselo a Francia que está a un paso. FAES ya ha advertido que Aznar no tiene nada que ver con el anillo y que nunca ha visto la película Airbag, por lo que cualquier conjetura o cálculo, por recto que sea, está de más.

Pero no hay que hacer suposiciones sobre el papel de la Iglesia en nuestra historia, en su papel en la Guerra Civil y su posición sobre la memoria histórica. No hay que elucubrar nada porque el sacerdote de la basílica de la Cruz de los caídos acaba de decir el 20N en su misa: A nuestros hermanos José Antonio –hipocorístico del fundador de Falange- y Francisco Franco y a todos los caídos que lucharon por Dios, por España o por sus ideologías. Claro, ¿verdad? Ya quisiera Solbes ser así de rotundo.

La verdad es que todo el pescado está vendido y poco queda a la imaginación. El otro día estaban unos intelectuales venga que te lee y escribiendo a mogollón, con cara pensativa detrás del mostrador y en eso que entra Ana Mato.

Ana Mato

-¡Buenas! ¿Qué desea?
-Mire quería un poco de unidad y de preocupación por la crisis económica, mayormente para que los españoles vivan mejor.
-Por supuesto, acabamos de sacar estas reflexiones sobre el auto de Garzón…
-Quite, quite, a quién le interesa eso. Ustedes lo que tienen es que pensar en las necesidades de los españoles…
-Ya, quizá, pero es que en nuestro obrador nos tenemos por personas libres y dialogantes, queremos ser responsables y asumir…
-Están ustedes muy anticuados, no van a vender ni un colín en esta tahona de intelectuales caducos. Hasta Zapatero piensa que esto es mejor dejarlo en el olvido.

Y es cierto, sucede cuando los intelectuales se colocan la hogaza prefabricada en la cabeza y dejan de amasar ideas porque para qué. Quizá nos hayamos quedado sin intelectuales como en la Guerra Civil, o a lo mejor no fueron paridos hace treinta o cuarenta años para que aportaran otra visión y agitarán un poco el cotarro. Una increíble violencia de generación que se desteta con ideas detestables sin repuesto. Y debe estar carísimo el kilo de pensador porque Caldera sigue buscando para su fundación de superideas y ya ven ustedes el aluvión de propuestas que nos hace cada día. A lo mejor no busca ideas, sino propagadores que están de rebaja. Decía Savater en su última novela … De modo que a veces hay caballos que dominan en la carrera más por su personalidad imperiosa que por su velocidad. Y no pretendo ahora hacerte comparaciones con la sociedad humana…Solo te aclaro que la mayoría de los mejores caballos son también los que tienen peor carácter, los menos dóciles. Y quizá sea necesario un intelectual para liderar a los intelectuales. Pásalo. Pero sobre todo sopésalo.

Decía un científico que Cada siglo padece sus pestes. Debemos prepararnos para las grandes invasiones de los futuros virus. Y quizá la de hoy en día son los blogs y yo estoy dispuesto a curarme. Ha sido un placer. Adiós.

Fomación pofesional

Publicado 21 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: General, Política

Tags: , ,

Leerán hoy o mañana que Educación lanza un plan para bajar a la mitad el abandono escolar. ¿Si lo hicieran el doble de bueno, se reduciría totalmente? Da igial porque volverá a fracasar. Mi opinión no es cualificada por lo que puede tenerse bastante en cuenta visto el panorama experto, económico y político, del orden mundial. Dejamos la Iglesia católica como salvadora y nos entregamos al laicismo fervoroso del Estado redentor. No voy a soltarles el rollo de la moral anglicana como constituyente del tuétano capitalista; si no han terminado COU dedíquense a ganar dinero y olviden este blog. El providencialismo de Dios proveerá, ha segado las mejores voluntades de este país y abonado la vagancia y la indolencia hasta hacerla endémica. Educación puede hacer éste o mil planes, los puede ejecutar el PP o el PSOE que mientras que el esfuerzo del alumno no se ponga en el primer lugar de la lista todo conducirá al fracaso.

Que el alumno actúe por miedo a sus padres pegones, por vergüenza torera, porque es su deber o por convencimiento trasmitido por los poderes públicos es irrelevante. Mientras no se ponga delante de un libro, se enfrente a una redacción, memorice unos contenidos sin necesidad de asistencia letrada todo lo demás será caca de la vaca.

No sé en qué momento la memoria se empezó a denigrar y a la vez se ensalzó la comprensión sobre todas las cosas. Ignoro que hay que entender en que tal ciudad es la capital de tal país. Se aprende, se memoriza, se visualiza, o el verbo cognitivo que prefieran pero la lista de capitales europeas siempre será una lista que uno debe conocer y que mediante friegas de alcohol de romero no se va a absorber. Y quien dice las capitales europeas, dice las reglas de acentuación –de enorme complejidad-, o el inventor del teléfono, o la entrada de Tarik por el norte de África.

No es cuestión de entrar en la chanza revival de PowerPoint de que a nosotros no nos pasaba nada por hacer un montón de cosas como seguramente habrán tenido ocasión de recordar en las múltiples variantes que circulan. Pero las posibilidades tecnológicas para educar hoy en día son enormes pero no son aprovechadas en absoluto. Que un voluntarioso profesor te dibuje en la pizarra un glaciar y sus morrenas con tiza blanca a ver una película sobre su desplazamiento, ver un esquema animado de su constitución u oír el crujido va un trecho. Hay por ahí un dicho que dice lo que me cuentan lo olvido, lo que veo lo recuerdo y lo que hago lo sé. Matices los que quieran, pero la tecnología ayuda a instalar conocimientos. El problema es que el esfuerzo que se aminora en el alumno se pone en el debe del profesor y en los medios del colegio. Y estos últimos no siempre están por la labor, por desconocimiento o por desmotivación.

La asunción del rol activo del aprendizaje es similar al que se necesita en muchas intervenciones psicológicas que es como se gusta llamar a los tratamientos. La voluntad de cambio es escasa, los beneficios secundarios amplios y el esfuerzo para aprender nuevos estilos, nuevas conductas o cambiar las actuales es excesivo ¿No tiene una pastilla doctor? Ni relajación ni hostias, un buen betabloqueante y a tirar millas, qué es eso de control de estímulos para dormir, venga un hipnótico. Y así todo. Pero para aprender todavía no han salido pilules.

Y los padres de esos tocinos también se preguntan por la razón de aprender tantas tonterías como el latín. Y se ponen verracos con los profesores, porque de tal astilla tal palo. Y las autoridades para que les voten quitan el latín. Y dejan de aprender una magnífica forma de pensar, lo que redundará en su lenguaje y en su entendimiento.

Pero no se me pongan serios. Lo importante es la docencia y como ejemplo vean este bonito video sobre técnicas pedagógicas para explicar el dualismo gnóstico.

No sé si reconocen a la profesora y ni siquiera si lo han entendido dado el grado de alambicamiento de la tesis, pero mírenlo otra vez y ya luego si acaso me llaman. O a ella. Algo fuerte.

Si como hemos visto los últimos procedimientos pedagógicos requieren de compartimentos bien estancos, hoy o mañana declaraba Cascos en los juzgados por poner SMS aviesos a sus correligionarios y a los accionistas de una empresa con la esperanza de hundirla y de paso maltratar a Bambi. Veremos en qué queda.

Y es que la derecha controla esto del conocimiento mejor que la izquierda, no solo Cascos se lo curra bien en pretecnología, es que Little Hope Aguirre se ha hecho historiadora facción se van a enterar. Afirma que el PP no tiene nada que ver con el franquismo [woo de los seguidores de McCain a Obama] y que sinencambio, como dice el bachiller perdido que tengo por el pasillo, el PSOE es violento por aquello de Calvo Sotelo. Tal cual. PP bueno, PSOE asesino. Lo dice en dos palabras en noviembre de 2008 (a. J.) (antes de Jesulín). Y a mi me deja sin ellas.

Orgasmus de Rotterdam

Publicado 20 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: General

Tags: , ,

No contentos con ofrecerme alargamientos de pene y prometerme la dicha sin fin con las pastillas azules, ahora me tientan con un Curso de Instalador Electricista en el que puedo conseguir el carné ¡oficial! sin pisar el aula.

Que sepan lo mío lo puedo entender, las mujeres insatisfechas son muy chivatas, pero ¿cómo saben que ese curso es lo que ansiaba, quién vigila mis sueños, quién escruta mis gestos, quién interpreta mis electroencefalogramas? Imagínense un carné oficial y sin aparecer por clase.

Pero una vez recuperado el resuello, advierto, mientras aún disfruto del sabor de un futuro electrizante con mi nuevo curso, que quizá debo, seguramente, compartir con muchos españoles ese deseo ardiente. Alguna autoridad española presumía de ser uno de los mayores receptores de estudiantes Erasmus “por el excelente trabajo de nuestras universidades”.

La Comisión Europea ha publicado una clasificación de esas que en Valencia llamaban rankings aunque ahora parece que Camps, como el tabaco, lo está dejando. Entre las veinte primeras aparecen nada más y nada menos que trece universidades españolas. Granada, Complutense de Madrid y Valencia coparon el cajón. Oe, oe, oe! Champán para todos. Del bueno.

Pero hay mucha envidia por ahí. Los cabrones del CSIC no encuentran ninguna universidad española entre las cincuenta primeras y solo aparecen siete entre las cien primeras. Y eso en Europa, si lo relacionas al mundo global que nos encanta compartir, la mejor aparece en el lugar 173 y la última el 269. Pa cagarse, que diría un bachiller.

capirote

Y ahora vienen los listos del Lisbon Council que arrancan con una frase de Marx en su web y que no tienen a un solo español en su dirección y nos dicen que ciencia, investigación e innovación son motores económicos de primera magnitud, como si Zapatero no lo supiera. Y que si recibimos muchos alumnos por el Erasmus es porque los estudiantes extranjeros quieren vivir en España una experiencia sin precedentes que atesorarán el resto de sus días. Pero que mierda de eufemismo es ese. Que digan que en España se vive mejor que en ningún sitio, que por ahí no saben ni divertirse ni cocinar, que donde esté una paella o un corderito que se quite esa mierda con mantequilla que comen ellos y que hasta en las películas utilizan mal.  El rábano por las hojas.

Envidia o no, el Lisbon Council –que está en Bruselas para despistar- nos coloca en el último lugar sobre calidad de los sistemas educativos superiores en EU15 más Estados Unidos y Australia. Y no parece un estudio menor. Analizan, entre otras, el número de titulados que producimos en relación a la población en edad de estudiar, la adecuación de esos titulados al mercado del país y la capacidad de reforma y cambio que tiene el sistema. Son variables diferentes a las clásicas de premios Nobel entre el profesorado y egresados –en las que como es sabido destacamos considerablemente- o el número de patentes o el índice bibliométrico de impacto de nuestras investigaciones. Pero hagamos lo que hagamos y nos miremos como nos miremos, aparecemos al final y Australia y Reino Unido al principio. Nos adelanta Portugal. El bachiller ha dicho otra vez algo pero no le he entendido.

No les voy a aburrir con números, como hacen los que se los miran y rencorosamente se los pasan a ustedes por los morros de las gafas. Si yo me lo curro te enteras y te fastidias. Yo tengo mejor fondo y no se lo voy a contar, pero les trascribo una bonita frase con pinta de epitafio: España tiene que “trabajar para restaurar el equilibrio entre las materias enseñadas en la universidad y el mercado laboral”.

No lo lean muy alto que el bachiller me lo va a poner todo perdido, pero a pesar del mogollón que tenemos con Bolonia o Boñiga, como se diga, somos los últimos en cumplimiento de los acuerdos ¿Será posible? Tuve un amigo que cabreado preguntaba a su hijo por qué ocupaba el último lugar de la clase y el cándido garrulillo respondió: es que son muchos papá. Y eso debe ser, con tanto país no hay quien progrese. El último como concepto absoluto. La interpretación española del finalismo.

Así que las becas Erasmus conocidas por Orgasmus por las Agencias de Viaje de toda Europa es un espejismo. En realidad solo un 2% de universitarios extranjeros escoge España para realizar sus estudios. Y es que una cosa es el aula y otra el recreo.

P(adre) P(utativo) Bono

Publicado 19 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: Política

Tags: ,

El concepto hijo de puta puede entenderse como insulto simple al gamberro que se salta un STOP y que podría sustituirse por otros calificativos injuriosos sin merma de su objetivo. Pero también puede referirse al fruto del acto sexual desordenado intermediado por un pago monetario.

Del primero seguramente tienen noticias como emisor y receptor, así que dejémoslo estar. Los segundos son tipos normales o tan diferentes como los huérfanos de solemnidad, los abandonados en la inclusa por padres incapacitados por su economía de juguete o por madres avergonzadas por una sociedad indigna que no acertaron con su pareja, más indigna aún. O los acogidos por la Administración tras desastre parental multifactorial. Antes, esta carne de torno, recibían nombres que les acompañaban e identificaban ante los demás de por vida. Eran Iglesias, Expósito sus apellidos, pero esos chavales eran como los demás en su origen pero desiguales en sus oportunidades.

Nuestro presidente del Congreso, José Bono ha abierto una tercera categoría, no sé si por compartir fonética con sus señorías o por significar a todos los que no están de acuerdo con él. Tus argumentos son de hijo de puta. Solo un hijo de puta como tu puede opinar de esa forma. En el recuento de la votación los hijos de puta han obtenido… Es posible que sea una forma de expresarse. Quizá es la forma que tiene para hablar con los diputados del PP refiriéndose a los del PSOE. Fabra también llamó así a su interlocutor socialista en Castellón. Por las risotadas de los populares a la confesión sin celosía de Bono, así debe conocerse a los socialistas.Y la verdad no entiendo la discriminación que se hace al PP. Con lo que hacen por merecer la consideración.

Y para evitarla reivindico una placa para todos los hijos de puta agraviados por las palabras de nuestro criptocardenal José Bono. No es cuestión de salir a la calle con camisetas de Yo también soy un hijo de puta, no sea que te multen por saltarte el STOP, pero sí de reclamar la mayor celeridad y distinción para la causa. Así cada hijo de puta del mundo se verá recompensado y honrado en nuestras Cortes.

De forma simultánea, y en justa reciprocidad, cada iglesia, cada ermita, cada capilla debe poner una placa por cada diputado bautizado en sus pilas, por cada senador que haya recibido la comunión de su Sagrario. De momento solo pueden ser socialistas, pero dentro de nada serán todos. Felicitémonos pues por esta nueva consideración. La Iglesia tiene la suerte que con cuarenta años de dictadura de Franco, disminuyó considerablemente el número de representantes y por ende el gasto, aunque quizá deban incluirse también a los procuradores en el categoría de hijos de puta o a lo mejor solo al tercio de familia por esta especial relación filial de la taxonomía en cuestión.

A mitad de entrada descubro que Dios existe, que lee mis escritos directamente en el procesador de textos y que se ha chivado a Rouco mediante d-mail (divine mail) y han hecho cálculos y prefieren que Sor Maravillas desaparezca, que no están las cosas para tanta placa. Rouco ha llamado a Bono y este se ha retractado. Ahora quiere que pongan un póster de Vidal Sasoon en homenaje a su pelo rebrotado.

Pero yo no me apeo. Los hijos de puta no pueden asumir una nueva pérdida. Quieren su placa. Aunque sea vitrocerámica o en su defecto dental. Pero quieren placa. Parecen valencianos. Placa, placa, placa.

Altos cargos

Publicado 18 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: Política

Tags: , ,

Hace poco, en Es-cán-da-ló, es un escándalo, hablábamos sobre los salarios de los gobernantes. Hace aún menos me filtraron interesadamente que una ex secretaria de Estado del PSOE aporta dos nóminas públicas a la república independiente de su casa, IKEA dixit. ¿Fuerte, verdad? Pues resulta que es práctica generalizada entre los ex secretarios. Aquí el acuerdo entre PP y PSOE es máximo. Uno piensa que no es posible, pero la descomposición de la Administración también contribuye al incremento de CO2.

Ningún representante del Ejecutivo de Aznar ha renunciado al cobro de indemnizaciones. Desde 1982, el Estado compensa por un máximo de dos años las incompatibilidades a las que están sometidos los altos cargos cesantes tras el cambio de Gobierno. Y a mi me parece muy bien. Es la forma que nos asegura que se pueda hacer política sin muchos posibles, dicho de otra forma que la política pueda contar con los mejores y no solo con los rentistas desocupados, lo que beneficia a quien usted y yo sabemos.

Las denominadas «remuneraciones de transición» son compatibles con otro puesto de trabajo en la Administración, no así con la actividad en el sector privado. De esta forma, un ex alto cargo puede cobrar la indemnización y, a la vez, su sueldo de diputado, por ejemplo. Y esto ya me parece peor. Saben lo que pienso acerca de los salarios de los diputados y los gobernantes en general, y deben tener un salario no solo justo, sino bueno y más que aceptable. Los diputados, los senadores, los altos cargos de la Administración son nuestra aristocracia etimológica y los ciudadanos debemos recompensarles adecuadamente. Si adecuadamente se llama 90000 euros o 150000 es un matiz que tiene que ver más con el salario de uno mismo que con la realidad de las cosas. No es lo mismo 60000 euros en Madrid o Barcelona, que en Cáceres o Cádiz. Es algo que saben más los de Madrid que los extremeños y otro elemento para subvertir la igualdad plain vanilla. Y no es lo mismo 60000 euros para que un maestro de escuela ascienda a la política que para un director de estudios de un gran banco descienda a la política.

Pero una vez adecuadamente remunerados puedo entender que se mantenga el salario de ex pero no sumar el de la nueva función. Bastante suerte es poder optar por un salario superior como encima amontonar nóminas. La política debiera parecerse lo más posible a la vida diaria. Eres bueno y se te paga bien, dejas de gustar y se te indemniza por los servicios prestados de la forma más parecida a los ciudadanos administrados.

Como particularidad se sabe que algunos han preferido la pensión indemnizatoria de secretario de Estado que la de ministro por ser mayor la primera. Luego lo explico para los sanitarios. Así ha sido para Costa, para Montoro, para Michavila y Elvira Rodríguez. Y Trillo mantiene la pensión de presidente de las Cortes además del salario de diputado. La razón de que un ministro tenga menor pensión que su subordinado es que al secretario de Estado se le paga productividad. El acabose. Págadles más coño, pero qué mierda es esa de productividad en un alto cargo. ¿Pasó Costa horas extras cuando se presento de madrugada en el Ministerio de Hacienda a cotillear las dádivas fiscales del PSOE que luego quedaron en nada? Fue el PP el que en 1997 decidió darles 18000 euros porque como habían privatizado muchas empresas públicas perdían remuneración. En la actualidad los sociatas siguen manteniendo el espíritu de la decisión y ganando más que los ministros.
Como ustedes saben con el acta de diputado se consigue la salvación eterna en el mundo de las pensiones, al menos eso es lo que se pregona para hacer de la actividad política una sinecura de vagos y maleantes. Parece que el diputado es un tipo de dieciocho años que pasa un par de años en el escaño y ya consigue la pretendida autoimposición de manos testicular. La realidad es que la edad media del diputado es bastante superior, que se llega a diputado después de hacer otras cosas y después de cotizar algunos buenos años. Quizá el formato de pensiones que se concede el Congreso no sea ejemplar pero tampoco es para tanto. Para cobrar el 100% hay que llevar al menos doce años de diputado por ejemplo y para aspirar a algo debes acumular dos legislaturas. Y solo en el caso de que la pérdida del acta coincida con la ausencia completa de actividad profesional  y se tenga más de 55 años, se le pagarán las cotizaciones para tener derecho a la pensión de jubilación.

A algunos la política les ha ayudado a una situación económica más favorable, pero a otros muchos les ha costado dinero. Si recuerdan al anterior presidente de las Cortes, si hombre, ese que no ponía placas a las monjas, cómo no te vas a acordar de aquel tipo que dormía en una silla de enea entre discusiones para entrar en Europa. Ese señor de pelo blanco que se le maltrató para sacar al enemigo de casa merece una pensión excelente, merece no tener que preocuparse más por el dinero, merece poder dedicarse a escribir libros gratis o cobrando sin que nadie le diga nada más. Al menos no menos que Corcóstegui y Amusátegui, que se llevaron al cesar en su puesto de trabajo 108 y 56 millones de euros respectivamente.

Como coda final, los españoles debieran saber que a base de antibióticos no se arreglan estas cosas de la Administración, que por lo visto somos el segundo país de Europa en su consumo, que esta clasificación no cuenta para el G20. Y a los farmacéuticos que los vendan sin preguntar o que exijan la receta, pero que no den la charla de si sigues fumando no vas a crecer mientras hacen caja con su venta. Por cierto ¿para cuando la liberación de los puntos de venta para los medicamentos OTC? Si las farmacias venden maquillajes, papel higiénico, pendientes o gafas por qué debo comprar medicamentos sin receta en sus establecimientos y no hacerme con un paracetamol o una aspirina en la droguería o en los ultramarinos.

¿Merece la pena?

Publicado 17 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: Política

Tags: , ,

Hoy ha sido un día importante. Ha sido un día audiovisual. He oído el goodbye de Bush con mueca incorporada y he visto la captura de Cheroqui con ch enorme de indio americano, que me tienen harto con sus grafías para las cosas de todos y el seguidismo de los medios, hablando de zulo, kale borroka, ikastola en lugar de agujero, bronca callejera o escuela. Que me voy. A pesar de ello, que Bush desaparezca y que apresen a Cheroqui es para abrir una botella de txacolí –ahora sí- californiano y celebrarlo.

Quizá lo haga. Aunque hoy tenía idea de despedir este blog. Analizado en términos de rendimiento, el apalancamiento me come. He establecido una regla que la suma de lecturas debería equivaler al tiempo de edición. Puedo escribir un par de líneas para que me cuadren las cuentas o buscar lectores desesperadamente.

Todo empezó con un propósito balsámico y en cierta medida era un desahogo. La cuerda no se ha soltado, no crean, pero la inversión de tiempo quizá es excesiva. Y no piensen que utilizo horas en escribir, en realidad soy bastante rápido y me lo paso bien, pero me gusta ser detallista y me pierdo a veces en comprobaciones.

Lo de tiquismiquis ya lo era antes, y los periódicos los leía igualmente, no consumen un tiempo nuevo, pero la actitud con la que leo es distinta. Como saben tampoco soy de entradas breves, me enrollo como las ciudadanas iraníes y en mecanografía uso dos dedos  y lo que es peor, una sola cabeza.

Pero lo que me lleva a echar el cierre es que todo sigue igual. Nunca pensé cambiar el mundo, acaso a empeorarlo con mi presencia, pero eso era una consecuencia indeseable. Lo que pasa es que cada día hay más cosas que te hacen pensar y escribir y ya no me quedan terapias ni tricíclicos para tanta melancolía.

Vamos rápidito. Si usted supiera que tiene en el jardín de su adosado un cadáver, fingiría no saberlo mientras toma el aperitivo o diría, esto hay que sacarlo de aquí. ¿Lo normal, no? Fíjese si encima presupone que conoce al cadáver. Pues hay una línea de pensamiento, fósil, pero pensamiento al fin y al cabo, que mantiene que con unas patatitas y unas aceitunas y mucho vermú se acaba todo recuerdo. Y lo analizan desde ópticas que nada tienen que ver con el asunto, por más agudas y certeras que sean. Pero mire joven, es que hay un cadáver. Quizá más. ¡Cómo no voy a comprobarlo!

Lean un poco más sobre Sor Maravillas y sin persignarse, que luego los canonizan sin anestesia, asómbrense de la vida patológica de la santa.

Más cosas. Al gobierno catalán no le ha gustado el último número de The Economist. Se quejan de que no les entienden y que hay que abrir nuevas embajadas catalanas. Sí, han leído bien. Cosas de las Autonomías. Mírense los calendarios de vacunaciones de cada comunidad. Para pillar algo.

¿Se han fijado la cantidad de organismos reguladores que existen y que no han hecho nada? Agencias de rating, un banco de España, una Reserva Federal y así uno por cada país, el FMI, el Banco Mundial, la OMC, el propio G7, el G20, la Comisión Europea, el Foro de Estabilidad Financiera… ¿pero que necesita esta gente para hacer las cosas bien?

Y la banca española hinchando pecho con silicona del contribuyente. La magia del storytelling que hace que nos enorgullezcamos de nuestra banca. Tengo hipoteca y zoy español, cazi na. ¿Recuerdan los versos de Cohen? And what can I tell you my brother, my killer. / What can I possibly say? La banca, nuestra hermana, nuestra asesina.

Y matan a un chaval que la prensa encumbra por su apellido, dicen que tenía hasta madera de líder. Cómo no advertirlo en un tipo que a los dieciocho años está en segundo de bachiller. Como si hubiera que añadir detalles a la muerte para no merecerla. Y todo para no hablar de que la discoteca acumulaba 47 denuncias, los mazas 12 demandas, que el reglamento está transferido a las Comunidades y no estaba desarrollado porque Esperanza Aguirre se gasta el dinero como Dino de Laurentis produciendo películas. Ah, que la pasta de De Laurentis era de él. Los 15 millones de euros de Garci eran nuestros. Con sus canapés se los coman. Que el alcalde de Madrid ha cerrado ahora la discoteca. Que el otro día estaba jugando a alta política y no tuvo tiempo. ¿Para qué coño los escogimos? ¿Cuántos matones se necesitan en los cines, en los teatros, en las bibliotecas, en los museos?

Piden que se den más matemáticas a los sanitarios, que por lo visto no saben calcular la dosis de insulina y se le muere la gente. Es una regla de tres. Para un kilo de peso tanto para X… y no saben hacerlo.

Un tercio de toda la pasta mundial está en paraísos fiscales. Para los sanitarios uno de cada tres euros, dos de cada seis,… Dicen ahora que convendría quitarlos. ¡Cómo es que existen! La tercera vía socialista británica está de los nervios. Gibraltar, Islas del Canal, Isla de Man suponen la principal vía de elusión fiscal. Quiero que Brown me explique el concepto de solidaridad.

Y encima si te haces las piernas completas, Dermoestética te regala las axilas y las ingles. ¿Cubre el sistema nacional de salud el tráfico de órganos?

¿Es para chapar el blog o no?

La crispación de la hípica

Publicado 16 noviembre 2008 por lcastrosaez
Categorías: Literatura

Tags: , ,

Este fin de semana acabé un par de libros, una novela y unas memorias vestidas de ensayo histórico. Más divertidas las segundas que la primera.

La novela en cuestión es La hermandad de la buena suerte de Fernando Savater que mereció el premio Planeta de este año y que como recordarán se sitúa sobre el ambiente hípico. Mi capacidad de análisis crítico literario es nula pero tengo alguna opinión que compartiré. Uno se queda igual después de leerla y eso es bastante malo, porque Savater es un tipo que te hace pensar, a veces a su favor y otras en contra, lo que es hermoso dado su papel de agitador. Savater escribe bien y es razonablemente didáctico y cuando no se le hace caso cree que no se le entiende y lo vuelve a repetir con otras palabras, porque de esas le sobran. Quizá sepa que a pesar de entenderle uno pase olímpicamente de él, pero la soberbia de todo filósofo le hace insistir.

portada-savater

En esta novela queda la suposición de que ha querido poner muchas cosas y no ha colocado ninguna o algo le ha pasado para que los hilvanes queden tan sueltos que la aleta  de carne rellena se desmorone desde el principio de la comida. Me la he leído en poco tiempo e imagino si fuera de esas que coges torpemente cada noche y te dura más que el conejito rosa de las baterías, no hubiera conseguido entender nada. Quizá decir que no tiene nada no es justo, Fernando Savater es un señor muy leído y seguramente divertido en el tu a tu y se permite ciertas bromas en todo el texto, pero al llegar al final uno cree que le han colocado doce artículos sueltos en lugar de capítulos de una novela. Para mi es muy prescindible y salvo por el cuantioso premio, innecesaria.

portada-carrillo

El otro libro es La crispación en España. De la Guerra Civil a nuestros días de Santiago Carrillo. Debe ser el único vivo de aquellos tiempos en posiciones de altura y que, sorprendentemente, sigue estando con la cabeza perfectamente asentada. Es una lástima que no esté escrita con pseudónimo porque a sabiendas del autor la lectura se hace diferente y se dan por establecidas muchas conclusiones. Y eso es cierto en ambos sentidos, a favor y en contra. Pero si lo traigo aquí es porque creo que, a pesar de lo que puedan pensar, es un libro recomendable, quizá no es ecuánime, pero da una interpretación de la historia vivida. Un vídeo no sería más fiel porque su objetivo registra solo lo que la mano que lo mueve apunta.

Carrillo dedica dos terceras partes a los prolegómenos de la Guerra Civil, a la situación creada por la derecha para hacer más digestible el Golpe, a los intentos previos y a la necesaria colaboración alemana e italiana. Repasa la alianza con la Iglesia, la cobardía interesada de los aliados posteriormente y las disputas entre los partidos republicanos para alcanzar el poder, sus intrigas y maniobras. Lo hace de forma ágil y cómoda de leer a sabiendas de que el lector no viene de Nueva Zelanda y acaba de dejar la pubertad. La postguerra no la toca demasiado y vuelve sobre la actualidad más inmediata con Aznar como sujeto de la recuperación de la creencia de que el poder debe estar en la derecha y que cualesquiera otras posibilidades deben erradicarse. Es cierto que podría ser más autocrítico, pero no lo es poco desde el punto de vista organizativo y quizá no tanto personal, pero no es menos cierto que no son unas memorias autobiográficas sino un ensayo explicativo con referencias propias. Parecido pero no igual.

Solo quiero destacar una cosa tangencial. Escribir este libro a los 93 años me resulta sorprendente visto como se juntan palabras hoy en día y, lo que es más grave, como se elaboran e incardinan ideas y pensamientos. Quizá le hayan visto en alguna entrevista con bastón y cristales gordos. Yo he probado este fin de semana a cojear y acercarme a las cosas a ver si me vuelvo más listo. Prueben ustedes.